Sabemos que el nuevo seguro obligatorio para perros a muchos os ha pillado por sorpresa. Hay quien nos ha escrito preguntando sobre qué seguro hay que contratar, si esto les afecta o no, a partir de cuándo es obligatorio, etc.

Bien, pues… estás de suerte. Hemos recopilado toda la información en este post y te contamos detalladamente en qué consiste este seguro obligatorio para perros, qué debes tener en cuenta a la hora de contratarlo y ¡mucho más!

Entrada en vigor de la LBA y el seguro obligatorio para perros

Si tienes la suerte de compartir tu vida con un perro, debes saber que a partir de finales de este mes de septiembre, algunas cosas van a cambiar (¡a bien!). Esto se debe a la entrada en vigor el próximo 29 de septiembre de 2023 de la Ley de Bienestar animal.

Cuando se aprobó esta Ley, el pasado mes de marzo, te contamos los puntos más relevantes de este proyecto legislativo. Seis meses después de la publicación de la Ley en el BOE, entra en vigor. Es una realidad. Todos los perros (y no solo ellos, también otros animales) quedan cubiertos y protegidos bajo un marco legal. ¡Por fin!

¡Miles de cuidadores de confianza están disponibles para cuidar de tu perro como si fuese de su familia!

Artículo 30: Nuevo seguro obligatorio para perros

Foto de JESHOOTS.COM

El artículo 30 de la citada Ley versa sobre la tenencia de perros. Y trata el tema que nos atañe: el nuevo seguro obligatorio para perros. Con la entrada en vigor de esta Ley, el próximo 29 de septiembre, este seguro de Responsabilidad Civil será obligatorio para todas las personas responsables de un perro.

En el caso de la tenencia de perros y durante toda la vida del animal, la persona titular deberá contratar y mantener en vigor un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros, que incluya en su cobertura a las personas responsables del animal, por un importe de cuantía suficiente para sufragar los posibles gastos derivados, que se establecerá reglamentariamente

«BOE» núm. 75, de 29/03/2023.

Las 3 claves de este nuevo seguro obligatorio para perros son:

  • Se trata de un seguro de responsabilidad civil de carácter obligatorio para todas las personas responsables de un perro.
  • El seguro deberá contratarse y mantenerse en vigor durante toda la vida del animal.
  • La póliza debe ser por un importe suficiente para sufragar todos los posibles gastos derivados.

Cabe destacar que este tipo de seguro era antes obligatorio únicamente para aquellas razas clasificadas como potencialmente peligrosas. Sin embargo, con la entrada en vigor de la nueva Ley, desaparece esta determinación y el seguro se convierte obligatorio para cualquier persona responsable de un perro.
Asimismo, este tipo de póliza es solo de carácter obligatorio para los responsables de perros. Quedan fuera los responsables de gatos u otros animales domésticos.

Otra novedad que incluye esta Ley y que también se refleja en el artículo 30 de la misma es la necesidad de acreditar la realización de un curso de formación de carácter gratuito para todas aquellas personas que opten a ser titulares responsables de un perro de cualquier raza.

¿Qué es realmente un seguro de responsabilidad civil?

Foto de Bianca Ackermann

Un seguro de responsabilidad civil consiste en una póliza que cubre el daño eventual que pueda provocar el perro. Este tipo de daño puede ser bien material o bien físico. Un ejemplo de daño material sería si el perro destroza parte de la valla del jardín del vecino. Y de daño físico si el perro muerde a un niño durante el paseo o, incluso, a otro perro.

Es importante recalcar que la póliza surtirá efecto siempre que no se demuestre que ha habido negligencia por parte de la persona responsable del perro. Por ejemplo, que el perro fuera sin correa en un lugar obligatorio para ello.

Si tengo perro, ¿qué seguro debo contratar y qué debe cubrir?

Antes de todo, te recomendamos revisar el seguro de tu hogar, incluso ponerte en contacto con tu aseguradora. Sí, has leído bien. Y es que muchas pólizas de hogar incluyen este tipo de coberturas. Si no lo tienes contratado, quizá baste con añadir un extra a tu actual seguro para que cubra también a tu perro. Lo dicho, revísalo.

En caso de preferirlo, puedes contratar un seguro específico de animales de compañía. Estos suelen cubrir, además de responsabilidad civil, asistencia veterinaria y otro tipo de coberturas como jurídica e indemnización por pérdida o robo.

En cuanto al capital asegurado suele ir entre los 30 y los 300 mil euros. Esto dependerá de factores como la raza del perro, sus características, la cobertura contratada, etc.

Sobre el precio de este tipo de seguros, aunque varía en función de la compañía, la cobertura de responsabilidad civil ronda los 25-30€. No obstante, hay muchos seguros que incluyen, cobertura veterinaria, seguro de accidentes u otro tipo de coberturas. Por lo que nuestra recomendación es que antes de contratar un único seguro de responsabilidad civil, sopeses las alternativas y las distintias coberturas. Algunas opciones de aseguradoras son Rastreator, Maphre o Santalucía. Aunque hay muchísimas opciones en el mercado.

Y, si soy cuidador de Gudog, ¿cómo me afecta esto?

Foto de Gabriella Clare Marino

Este tipo de seguros de responsabilidad civil cubren tanto a la persona responsable del animal como a sus ‘poseedores ocasionales’. Esto quiere decir que si cuidas un perro a través de Gudog, no debes contratar un seguro por ello. Sí deberás hacerlo para tu perro si lo tienes, claro.

Basta con el seguro de responsabilidad civil que tenga contratado el propietario del perro. Este cubrirá los gastos derivados de cualquier daño físico o material que pueda ocasionar el animal durante su estancia contigo.

De hecho, la entrada en vigor del nuevo seguro obligatorio para perros es una buena noticia para todos nuestros cuidadores. Pues supone un plus de tranquilidad saber que los perros que cuides estarán cubiertos por este tipo de póliza.

Y tú, ¿tienes ya contratado tu seguro de Responsabilidad Civil?

¿Conoces Gudog?

Gudog es una plataforma que pone en contacto a cuidadores de perros con experiencia y propietarios de perros. Nuestra plataforma permite que cada propietario encuentre el cuidador perfecto, haciendo la reserva de forma cómoda y garantizando el pago seguro. Gudog es la mejor alternativa a las residencias caninas.