La Navidad es, sin duda, la época del año que más gusta a muchos y ¡no nos extraña! Son días de quererse, de juntarse, de acurrucarse en casita y salir a ver las luces. Son días de turrón y polvorón. De familia y anécdotas. Y en todo esto tiene cabida, cómo no, tu perro. No obstante, ¿sabes que algunos perros en Navidad no disfrutan tanto como pensamos? Te contamos cómo evitar esto y te damos las claves para que disfrutéis juntos estas fechas.

Estarás de acuerdo con nosotros en que la Navidad es la época más entrañable del año, pero también en que son semanas de mucho trasiego. Compras navideñas, comilonas, reuniones familiares, quedadas con amigos, visitas, cambio de rutinas, etc. Todo esto hace que algunos perros en Navidad no disfruten tanto como pensamos. Y es que no debemos olvidar que ellos son animales de costumbres.

1. Perros en navidad: sigue cuidando de su salud

Foto de Jasmin Schuler

Son fechas repletas de eventos y listas interminables de cosas que hacer, lo sabemos. Pero desde que se tiene un perro, se adquiere una responsabilidad inquebrantable que durará años (y ¡ojalá sean muchos!). Los perros en Navidad también necesitan sus chequeos veterinarios, mantener su higiene habitual, una alimentación saludable, etc. ¡No te olvides de ello!

  • Sigue su calendario de vacunación. Si le toca alguna vacuna en estas fechas, intenta que no te coincida con un evento que te impida estar con él, quizá necesite más mimos de lo normal.
  • No te olvides de seguir las desparasitaciones internas recomendadas (una por trimestre) y mantenerle protegido de parásitos externos mediante el uso de pipetas o collar adecuado.
  • Cuida su alimentación. ¡Ojo con los dulces! Compartir el turrón de chocolate o las gambas con tu perro no es buena idea. Mantén su dieta habitual y no te dejes llevar por esa carita de pena cuando se siente a tu lado en las comilonas navideñas. Su salud intestinal te lo agradecerá. Si quieres prepararle algo especial -¡porque para él también es Navidad!-, te proponemos estas 13 recetas para perros que harán que se chupe las patas. Cuéntanos si probáis alguna de ellas. ¡Mmmmmm!

2. Perros en navidad: mantén sus rutinas lo más estables posibles

Los días son más cortos y anochece mucho antes. Esto deprime a muchos humanos. Pero, ¿sabes que los perros también lo notan? Asimismo, notan el cambio de ritmos y de rutinas que en estas fechas son tan frecuentes.

  • Si puedes, adelanta la hora del paseo largo para hacerlo de día. Aunque hay perros más nocturnos que otros, seguro que tu perro agradecerá poder correr y disfrutar del sol del invierno que tantos beneficios tiene.
  • No cambies sus horarios de comida, paseos y rutinas en general. Recuerda que son animales de costumbres y agradecen saber “qué viene ahora”, esto lo consiguen gracias a sus rutinas. Altéralas lo menos posible estos días. Estará más tranquilo y contento.
  • Protégele del jaleo típico de estas fechas. Lo notan, ¡y mucho! Ellos son felices acurrucados en casa con tu compañía y poco más. Intenta que no note más trasiego del habitual en casa y aléjale de los ruidos estridentes. (*Mención especial a los fuegos artificiales: te dejamos este post con varios consejos para que leas detenidamente si tu perro sufre con este “invento humano” que tantos problemas da a nuestros peludos.)

3. Perros en Navidad: almohadillas, las grandes olvidadas

Foto de Emilia Niedźwiedzka

Parecen gruesas, ásperas y fuertes. Y lo son. Pero son muy vulnerables a los cambios de temperatura.

Muchas veces, olvidamos que nuestros perros van descalzos, literalmente. Y por supuesto, ¡no necesitan zapatos! Pero sí un buen cuidado de esta parte de su cuerpo que muchas veces descuidamos.

Las almohadillas de los perros no solo se pueden quemar con el asfalto ardiendo en verano; la nieve, el hielo y el frío ¡también quema! Si vas a visitar zonas en estas condiciones climatológicas, te recomendamos echar un vistazo a cremas y protectores de almohadillas. También venden calcetines para perros que pueden cubrir esta zona, no obstante no son aptos para todos los perros, ya que algunos se sienten muy raros con esta prenda de ropa.

4. Perros en Navidad: ¡no soy un regalo!

UN PERRO NO ES UN REGALO. Nunca usamos las mayúsculas, pero este tema lo requiere. No, un perro no es un regalo. Ni de Papá Noel, ni de los Reyes Magos, ni por sacar buenas notas.

Un perro requiere de una gran responsabilidad que debe adquirir un adulto y nunca un niño. Por supuesto que compartir la vida con un perro tiene innumerables ventajas para el desarrollo de cualquier persona durante su infancia y adolescencia. Pero no es un regalo.

Aumentar la familia con la compañía de un peludo es genial. Pero es una decisión meditada que debéis tomar todos juntos en familia. Y nunca tratarlo como un regalo o premio, y, por supuesto, obviar aquello de “el perro es tuyo”. Porque no es de nadie. Es un miembro más de la familia, que requiere del mismo cariño y cuidado que cualquiera de los demás.

Asimismo, ten en cuenta que un perro requiere un desembolso económico que debes estar seguro de poder asumir y que, por supuesto, no recaerá sobre tu hijo. Por ello, si este año ves en la carta a los Reyes Magos de tu hijo “un perrito”, háblalo con él y valora la posibilidad de poder adoptar un perro más adelante, pero nunca lo tratéis un regalo.

5. Perros en Navidad: confía en Gudog

Foto de Charlie Green

En estas fechas, nuestros cuidadores están a tope. Y es que si sientes que vas a estar muy atareado estos días, si tienes mucho trajín navideño, vas a estar mucho tiempo fuera de casa o crees que tu perro necesita más compañía de la que le vas a poder ofrecer: ¡nuestros cuidadores están deseando compartir unos días con tu perro! No te arrepentirás. O quizá sí, ya que es posible que tu perro no quiera volver a casa de lo mucho que va a disfrutar.

Encuentra el mejor cuidador para tu perro en tu zona y permite que el también disfrute de unas Navidades para recordar.

¿Conoces Gudog?

Gudog es una plataforma que pone en contacto a cuidadores de perros con experiencia y propietarios de perros. Nuestra plataforma permite que cada propietario encuentre el cuidador perfecto, haciendo la reserva de forma cómoda y garantizando el pago seguro. Gudog es la mejor alternativa a las residencias caninas.