Hace poco leíamos en Twitter la historia de Tábata, una perra recogida de la calle por dos jóvenes. Hasta aquí todo normal (lamentablemente que haya perros vagando por las calles todavía es considerado normal en 2019), pero lo que no sabían era que días después, y estando ya Tábata con su nueva familia, ¡daría a luz a tres preciosos cachorros!

Hemos querido conocer más acerca de esta historia y de sus protagonistas.

Ellas son Yasmina y Agostina. Se conocieron yendo al campo porque ambas son unas amantes de la naturaleza y los bichos. “De las que van por la calle mirando al cielo a ver si ven alguna rapaz o levantando piedras a ver si encuentran soleándose algún reptil”, nos cuenta Yasmina.

Yasmina tenía dos perros; Draco y Siri, ambos rescatados de la calle. Agostina tenía a Manteca, adoptada de la protectora de Marbella, también la habían abandonado de cachorra con su madre. “Ahora somos familia numerosa: dos humanos y seis perros. Dingo, Siri, Draco, Tormenta, Manteca y Tábata”.

Yasmina tiene 24 años y tiene origen marroquí. Estudió derecho pero lo dejó. Ahora está estudiando fotografía y trabaja en Ikea.
Agostina tiene 28 años y es argentina.  Estudió biología y actualmente trabaja en McDonald’s.

¡Miles de cuidadores de confianza están disponibles para cuidar de tu perro como si fuese de su familia!

¿Por qué decidieron dedicarse al rescate de perros?

“La verdad es que nunca nos hemos planteado esta pregunta porque no lo vemos desde esa perspectiva. En nuestra opinión rescatar un animal, sea perro, gato, conejo, serpiente…de una muerte o mala vida asegurada en la calle es algo que no es planteable. Si vemos un animal en peligro lo vamos a ayudar. Si es salvaje haremos todo lo que está en nuestra mano para que vuelva a su hábitat; si es doméstico, como es el caso de los perros, le encontraremos un hogar donde ser feliz”.

¿Cuál es el procedimiento a seguir cuando encontráis un animal abandonado?

“Lo primero que hacemos siempre es quedarnos observando. Los perros que están abandonados suelen actuar de una manera específica, con el rabo entre las piernas, las orejas bajas, moviéndose rápido…pero hay excepciones. Una de las integrantes de nuestra familia, Tormenta, vino corriendo literalmente y se montó en nuestro coche a saludarnos como si nos conociese y resultó estar perdida.
Dependiendo de la actitud del perro, si conseguimos llegar a él y no encontramos a su dueño por la zona, nos dirigimos al veterinario y vemos si tiene chip y para un chequeo general. Lo desparasitamos por dentro y por fuera y buscamos por las redes sociales con la esperanza de encontrar a alguien que lo esté buscando. Más allá de esa “rutina” nuestras experiencias han sido muy diferentes y cada perrito tiene su historia”.

¿Qué hago si encuentro un perro abandonado?

¿Cómo fue el restate de Tábata?

“Tábata apareció en el campo del padre de Yasmina, muy muy muy delgada y con mucha sed. Fue fácil acercarse a ella porque confía mucho en el ser humano y le encantan los mimos. Además hacía cualquier cosa por un cuenco de pienso. Nos aseguramos de que no viniese de alguna de las casas más cercanas a la finca pero no tuvimos suerte. Además, ella sí que tiene signos de llevar bastante tiempo por las calles, tiene mucho miedo a los ruidos, los coches y le intimidan muchos los hombres. Una vez con la panza llena la llevamos al veterinario y no tenía chip. Decidimos quedárnosla hasta que aumentase de peso y la viésemos fuerte. En nuestra manada se adaptó perfectamente y a los pocos días ya le empezábamos a ver la cola alta. Nuestros otros perros la respetaron mucho, ella les avisó de que estaba débil (y más tarde sabríamos que también embarazada) y la convivencia fue posible”.

¿Cuándo os dais cuenta de que Tábata está embarazada?

“Tábata ya estaba viviendo en su casa definitiva, la adoptó la madre de Agostina, y nos dimos cuenta de que estaba embarazada cuando nos llamó la hermana de Agos y nos dijo que ¡había un cachorro llorando debajo de Tábata!
A ver, ahora si nos ponemos a pensar podríamos haber previsto el embarazo porque Tábata se pasaba el día durmiendo, tenía hambre constantemente y si íbamos al campo solía refugiarse entre arbustos. Pero relacionamos esos síntomas con el haber vivido en la calle, aunque sí que se nos pasó por la cabeza que podía estar embarazada, pero estaba muy delgada y no le salía leche de las mamas… así que bueno, pasó que una mañana se puso muy agitada y empezaron a nacer los bebés.

Primero nació Lint Croqueta♂ (aviso, todos tienen nombres compuestos porque no nos decidíamos, jajaja), y el parto lo asistió la hermana de Agos de 19 años. Después nació Tokio Pan♂, el parto lo asistimos nosotras dos con la hermana de Agos. Y 9 horas después nació Leavee Tostado♀, en el parto ya estaba toda la familia.

En realidad el parto lo asistió Tábata. Ella y su instinto lo hicieron absolutamente todo. Nosotras alucinamos con su capacidad para romper la bolsita, limpiarle las vías, cortarle el cordón, estimularlos para hacer su caquita y su pipí…es una madraza y se nota que no es madre primeriza”.

Leavee Tostado, Lint Croqueta y Tokio Pan

¿Esperábais este tercer cachorro “sorpresa”?

“Había diferentes opiniones. Casi todos tenían claro que pasadas esas horas el parto había finalizado, pero algunos seguíamos con una corazonada de que faltaba uno. Justo Agostina estaba acariciando a Tábata y la notó empujar. No le dio tiempo a terminar la frase ¡Viene otro! cuando el cachorro salió prácticamente disparado y Tábata empezó a limpiarlo. Todos estábamos nerviosos porque no sabíamos si después de tantas horas vendría bien…pero entonces empezó a lloriquear y a buscar teta. ¡Está bien! Y ¡es una hembra!
Nació más delgadita pero a los pocos minutos de estar mamando ya le salió barriguita y a día de hoy pesa casi igual que sus hermanos”.

¿Qué planes tenéis para Tábata y sus bebés?

“Tábata ya tiene familia y los bebés se quedarán con su mamá al menos dos o tres meses. Entonces es cuando nos plantearemos qué haremos y qué es lo mejor para ellos”.

¡Podéis seguir las historias de esta preciosa familia en su cuenta de Instagram @chuchesychiches!

Fotografía de @chuchesychiches

Esta es la historia de Tábata, pero como Tábata hay miles de perros que vagan por nuestras ciudades en busca de una primera, segunda, o tercera oportunidad. Perros que han nacido en las calles y no conocen el calor de un hogar, otros han sido abandonados por la que un día fue su familia, la que le dio comida, cama, y puede que incluso amor.

Ayudarlos está en las manos de personas como Agostina y como Yasmina, en las manos de personas como tú que estás leyendo esto y piensas en qué puedes hacer para ayudar.

Aquí tienes 8 maneras de ayudar a los perros abandonados.

¿Necesitas un cuidador de Gudog para tu perro?

Descarga ya la app de Gudog.


¿Conoces Gudog?

Gudog es una plataforma que pone en contacto a cuidadores de perros con experiencia y propietarios de perros. Nuestra plataforma permite que cada propietario encuentre el cuidador perfecto, haciendo la reserva de forma cómoda y garantizando el pago seguro. Gudog es la mejor alternativa a las residencias caninas.