Un hogar para tu familia

Leo, el perro de Marta
Servicio Recogida y/o entrega a domicilio Tarifa *
Alojamiento 3 € / trayecto. Distancia máxima: 50 km 12 €
Periodos festivos 12 €
Paseo Incluida en la tarifa
Distancia máxima: 30 km
7 €
Periodos festivos 7 €
Guardería de día 3 € / trayecto. Distancia máxima: 50 km 10 €
Periodos festivos 10 €

* Las tarifas no incluyen la comisión de Gudog.

Disponibilidad actualizada hace alrededor de 1 mes

  • Disponible para reservas
  • No disponible

Hola! Mi nombre es Marta y tengo 19 años. Soy una amante de los animales, vegetariana y estudiante de veterinaria de 3º curso. Cuidaré de vuestros amigos como si fueran parte de mi familia, iremos a jugar a parques y playas durante gran parte del día y después al llegar a casa podrán dormir donde les plazca tanto en la cama como en el sofá. Tengo tanto piso como casa así que el lugar para que se quede vuestro amiguito es a vuestra elección. La casa cuenta con jardín vallado donde los perros podrán jugar. Si eligen la casa el perro dormirá dentro permitiéndole subirse al sofá y la cama. Será como si estuvierais con él ya que os mantendré informados y os mandaré fotos. Tengo experiencia no profesional ya que llevo teniendo animales en casa desde los 8 años y algunas veces también me encargué de cuidar de los animales de mi familia.
Acepto todo tipo de perros desde razas pequeñas a grandes así como aquellos con necesidades especiales. En cuanto al paseo mi horario puede adaptarse a las necesidades del dueño ya que poseo total disponibilidad.

Valoración media
Tarifa de Alojamiento
12 € / noche
Tarifa de Paseo
7 € / hora
Tarifa de Guardería de día
10 € / día
Localidad Oviedo
Dirección Daniel Moyano
Tipo de casa Chalet
Zonas Exteriores Terraza, Balcón, y Jardín
Superficie de Zonas Exteriores 50 m²
Tengo vehículo propio en el que trasladar perros

Opiniones de otros clientes sobre Marta


& Tchu Tchú

Rating:
Agosto de 2019

Marta ha cuidado perfectamente de nuestro cachorro, se fue con ella sin problemas tanto el primer día como el segundo. Cuando volvamos por la zona de Oviedo sin duda volveremos a querer que se ocupe ella de Tchu-tchú.